Tema: Escritura BDSM

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema: Escritura BDSM

Mensaje  BetasFanfiction el Sáb Mayo 12, 2012 8:27 pm

Consejería para la escritura de historias BDSM

Hola a todas, me presento, soy Partisan 11, autora de Rendición y lo que pasaré a hacer a continuación, es dar una serie de consejos, que según mi propia experiencia, son necesarios para escribir una historia de estas características.
Por supuesto no se trata de algo que hay que hacer obligatoriamente, o de lo contrario estaría mal, es solamente mi forma de verlo.
Lo primero que me gustaría señalar es que no estaremos hablando de unicornios, ni de vampiros, ni de criaturas mitológicas (aunque una vez empezada la historia cualquier situación es posible), sino de relaciones que mantienen personas normales como podemos ser cualquiera de nosotros.

Por ese motivo, debemos ser especialmente respetuosas e investigar por nuestra cuenta todo lo que podamos. Esa investigación es completamente necesaria, por una sencilla razón: nos ayudará a establecer nuestros propios límites. Una vez que sepamos lo que nos produce rechazo a nosotros como personas, podremos establecer esos actos como fuera de los límites de nuestros personajes y descartarlos, o bien guardarlos como valiosos puntos de conflicto en la historia que queremos escribir.

Lo segundo que debéis tener presente es que habrá lectoras que no compartan, ni entiendan estas relaciones, ni siquiera en la ficción, y que se sentirán agredidas por lo que leen. Bien, preparaos para todo tipo de comentarios en todas las escalas: desde una opinión sincera y medida, hasta un furibundo ataque por parte de alguien que os insulte. Os preguntaréis entonces por qué hay personas que leen sin gustarle, es sencillo: por morbo. Leen de la misma forma que cuando nos cruzamos con un accidente en la carretera y no podemos evitar mirar. Llegados a esta situación, muchas querrán abandonar y las que de verdad quieran contar su historia, deben aprovechar para exigirse más a sí mismas, quedarse con la parte de esa crítica que consideren útil para sus propósitos, y apretar el acelerador.
Una vez aclarados los dos puntos anteriores, hay que hacer recuento. ¿Cuántas de vosotras estáis decididas a escribir vuestra historia?
Muy bien, que me sigan las valientes.

A continuación pasaremos a la parte más técnica de ese tipo de relaciones:
Cuando me refiera a Dominante o sumiso, lo haré de forma genérica, sin dar por establecido un sexo determinado para cada figura, ni un número, eso corresponde a la autora, así como idear la forma en la que se conocen y las características que hagan distintiva su historia de otras.

-Algo básico:

Ante todo, TODAS estas relaciones, se dan entre personas libres, adultas y responsables, que optan libremente por este tipo de sexualidad, por lo tanto son relaciones consentidas y permitidas entre los dos miembros de la pareja.

En estas relaciones, se produce lo que se conoce como Intercambio Erótico del Poder, conocido por sus siglas inglesas EPE (Erotic Power Exchange)
Todas estas relaciones tienen en común varias cosas:

1ª – Es una relación entre adultos que de forma voluntaria incorporan los elementos de dominación y poder en sus relaciones amorosas y usualmente, también en una gran parte de sus vivencias diarias.
2ª – Son SIEMPRE Sensatas, Seguras y Consensuadas, es decir, no se busca herir a nadie, se revisa el material a emplear para evitar accidentes y son pactadas por sus integrantes, con normas claras a seguir, así como límites que se respetan escrupulosamente.

- Sensatas: en cuanto a la capacidad razonable de decisión por parte de los integrantes, no alterada por drogas o bebidas y acorde con la experiencia de cada uno, sabiendo diferenciar fantasía y realidad.

- Seguras: es sobre el conocimiento necesario sobre su desarrollo, el material usado, así como la prevención de accidentes o lesiones.
- Consensuadas: Los participantes tienen que estar de acuerdo sobre la forma e intensidad y todo puede detenerse de inmediato con una sola palabra, así como puede rescindirse el acuerdo al que hayan llegado previamente.

-Terminología:
-BDSM:

Estas siglas engloban las prácticas más comunes en este tipo de relación:

B: Bondaje, ataduras.
D: Disciplina y Dominación.
S: Sumisión y Sadismo
M: Masoquismo
-EPE:

El Intercambio Erótico del Poder, se conoce también como BDSM, S/M, D/s o sadomasoquismo, pero todos estos términos son demasiado limitados, incorrectos y a menudo se confunden con estereotipos y afecciones mentales, por lo que las personas que lo practican, prefieren referirse a ello como EPE (Erotic Power Exange)

Este Intercambio Erótico del Poder puede tomar cualquier forma dentro de una relación. Desde los juegos de sumisión amorosa en una pareja que hace el amor, hasta las relaciones totales 24/7, 24 horas al día, 7 días a la semana.

El perfil que adopta una u otra relación dependerá exclusivamente de las fantasías de sus integrantes, de los pactos a los que lleguen, etc. Siempre que sean consensuadas, informadas, sensatas, presididas por el sentido común y voluntarias.

-Sexo Vainilla:

Es la forma en la que denominan los practicantes de las relaciones BDSM, a las que no lo son, es decir, el sexo normal, sin ataduras, ni implementos, ni intercambio de poder.

-Palabra de seguridad:

Cada pareja puede establecer sus propios códigos, pero lo más frecuente, es acordar uno de colores, imitando el funcionamiento de un semáforo.

-Verde: La figura sumisa está disfrutando y da permiso a la figura dominante para que continúe.
-Amarillo: La resistencia o nivel de confort de la figura sumisa está acercándose a sus límites, por lo que la fig. dominante debe ir con más cuidado.
-Rojo: La voluntad de la fig. sumisa es detener la escena en ese mismo momento, y así deber ser cumplido sin demora por la fig. dominante.
-Formas de denominarse las figuras dentro de los diferentes tipos de relación.

Señor
Amo
Maestro
Dueño
Sumiso
Mascota
Esclavo

Cada uno de estos términos tiene un grado de significado que más que el otorgado por el diccionario, viene dado por el uso que las personas hagan de ellos. Si bien hay que tener en cuenta que Amo o Dueño tienen mucha más carga a nivel de compromiso y entrega, que Señor o Maestro. De la misma forma que Sumiso, Mascota y Esclavo tienen diferentes grados de intensidad en la entrega. Aún así, no hay nada grabado en piedra en cuanto al uso de estos apelativos y queda a disposición de cada autora, el uso que de ellos se haga, aunque es recomendable explicar el por qué se usa una definición y no otra, o por qué un personaje pasa de llamar Señor a su dominante y le dice Dueño, o Amo. Eso significa una evidente evolución de esa relación.

-Psicología de los personajes:

Contrariamente a lo que pueda parecer, ninguna persona que participe en este tipo de relaciones tiene por qué tener una experiencia traumática en su pasado. Debemos de tratar el tema con sumo respeto y no perder de vista la realidad, sus practicantes son personas normales que trabajan, pagan impuestos y van al mercado a comprar fruta.

Esto que voy a decir es mi opinión personal, nada más, pero según mi forma de ver el asunto, se debe de tratar el tema exactamente con el mismo respeto y amplitud de miras, con el que se trata cualquier otra preferencia sexual que no sea un delito. Una persona que practica el BDSM lo hace por su satisfacción sexual, y por cumplir una serie de necesidades a nivel afectivo y psicológico.

Entre los componentes de estas relaciones se establecen vínculos de dependencia que no podemos ignorar, aunque el amor no siempre sea uno de esos vínculos. Es más, en algunas relaciones de este tipo, ni siquiera se produce un encuentro sexual entre sus componentes.

La psiquiatría se ha centrado básicamente en dos de los aspectos de este tipo de relaciones, que no todos practican, como son el Sadismo y el Masoquismo.

- Sadismo o Sádico: El término proviene del Marqués de Sade y hace referencia a la persona que encuentra placer, infligiendo sufrimiento a otra, en cualquiera de las muchas formas que existen.
- Masoquismo o Masoquista: El masoquismo es la obtención de placer al ser víctima de actos de crueldad o dominio. Este disfrute puede ser sexual o no. La característica fundamental del masoquismo que lo distingue de otros tipos de sumisión, es la algolagnia, es decir, la satisfacción obtenida sufriendo dolor físico en distintos grados.


Hoy día estas prácticas no son consideradas como patológicas, en cuanto se practiquen dentro del marco de seguridad y libertad de una relación BDSM.

-Tipos de relaciones:

En este campo debe quedar claro que hay tantos tipos de relaciones, como personas que las integran. Teniendo en cuenta de que los límites son pactados por sus participantes, las hay que sólo abarcan las relaciones sexuales convencionales donde se interpretan los diferentes roles, hasta personas que no tienen pareja y participan en alguna sesión con otras.

Desde parejas estables, hasta Dominantes que tienen varias sumisas/os. Hay parejas que no practican sexo y otras que lo consideran básico en su relación. Otras utilizan implementos para los castigos y otras prefieren otro tipo de dominación.
Es tan amplio y variado, que resulta imposible englobarlo en un breve resumen. Baste decir, que por eso es fundamental trazar los límites de cada componente y tener una palabra de seguridad que detenga todo en el mismo momento en que se pronuncia.

-Entrenamiento o como comienza una relación:

En esta parte cada autora elige la forma en la que se conocen sus personajes, las tres más frecuentes son: por casualidad; por personas en común; por alguna mediación como un club especializado o algo por el estilo.

Es absolutamente necesario que entre ellos hablen con franqueza de lo que espera y desea cada uno de esa relación, así como pactar los límites suaves y los duros, y las palabras de seguridad. Los límites suaves son los que en un momento dado se están dispuestos a reconsiderar, y los duros son los que de ninguna manera se pueden traspasar.

Hay contratos y formularios de todo tipo, que dependiendo de la experiencia previa de las personas, serán útiles o no. En cualquier caso el diálogo es básico para evitar serios problemas en la relación.

-Figuras Dominante y sumisa:

-La figura Dominante:

Es la que impone las reglas, los castigos, cuida y protege a la fig. sumisa. En teoría ostenta el poder en la relación ya que sus órdenes deben ser acatadas.
-La figura sumisa:

Es la que acata las reglas, acepta los castigos y obedece y sirve a la fig. dominante.

Hasta aquí todo claro en cuanto a las diferentes figuras, ¿verdad? Pues no.

En una relación de este tipo, quien de verdad tiene el poder es la fig. sumisa, ya que es ella (recordemos que es genérico y que puede ser tanto sumisa, como sumiso, o en plural) quien decide hasta donde está dispuesta a llegar. Basta una palabra suya para detenerlo todo, en el mismo momento en que decide no obedecer, no satisfacer una exigencia o cumplir una orden específica, no hay absolutamente nada que el dominante pueda hacer para forzarla a cambiar de opinión, sin cometer un delito penado por la ley.

También tiene el poder de satisfacer a la fig. dominante y con sus actos, conseguir recompensas, privilegios, o incluso hacer cambiar de opinión a su fig. dominante.

-La figura Switch:

Esta figura merece mención especial, la persona que adopta este rol, puede participar tanto como dominante, como sumiso, según sea necesario, o se de el caso.

-Normas, castigos y recompensas:
-Establecimiento de las normas:

Eso forma parte del diálogo que se debe establecer entre los componentes de la relación. Es la fig. dominante quien se encarga principalmente de establecerlas según sus propias necesidades y preferencias, pero teniendo en cuenta los límites establecidos por la fig. sumisa.
-Establecimiento de los castigos:

Los castigos pueden ser tan variados como la imaginación de la fig. dominante. Pueden ser:

-Físicos: consistentes en azotes, flagelaciones, inmovilización, o infligiendo cualquier forma de dolor físico.
-Emocionales: consistentes en retirada de privilegios, como sería compartir cama, besar, o comer juntos, o simplemente la fig. dominante muestra su decepción ante el comportamiento de la fig. sumisa. No subestiméis éste último, es uno de los más dolorosos para un verdadero sumiso.

-Abuso o castigo desproporcionado:
En este apartado debemos ser especialmente cuidadosas, ya que un tirano no suele tener buena acogida entre los lectores, pero no debemos renunciar a ello si persigue un propósito, es decir, si el objetivo de la historia en convertirlo en alguien más suave, mediante algún tipo de redención del personaje.

-Recompensas
-Físicas: las recompensas físicas más habituales suelen consistir en gratificación sexual para la fig. sumisa.
-Emocionales: en este apartado es el personaje dominante y sus circunstancias, las que deben predominar. Por ejemplo, si un dominante muy estricto quiere recompensar a su sumisa, una buena forma de recompensar sería concederle algún tipo de flexibilidad en algo concreto, o pasar algo de tiempo juntos, un regalo, o compartir su cama.

Consejos para construir una historia:

Le he tomado gusto a los ejemplos, así que voy a poner uno que para mí es muy gráfico: si estamos hablando de vampiros, todas sabemos que podemos esperar algunos elementos en común, como que son criaturas de la noche, misteriosas y atractivas que se alimentan de la sangre de sus víctimas. Todo eso es común a todos los vampiros, pero tenemos diferencias como el Drácula de Bram Stoker, los vampiros de Anne Rice, y nuestros queridos Cullen. Todos son vampiros, y todos son diferentes.

Pues bien, con los dominantes debemos buscar lo mismo. Todos tendrán un carácter algo similar, reglas a seguir, cuarto de juegos e impondrán castigos, pero está en nosotras establecer las diferencias con los demás dominantes.
Otra cosa muy importante a tener en cuenta son las descripciones de los encuentros sexuales. Los lemmons son el sello de cada autora y debéis esforzaros por tener vuestro propio estilo, no copiéis los lemmons de otras autoras, ni os inspiréis en ellos, porque suelen ser muy distintivos.

Maltrato. Mucho cuidado con esto. Un dominante es una figura muy diferente a la de un maltratador. La palabra de seguridad es sagrada, así como el respeto de las normas por parte de los dos. Un dominante que ejerce un poder abusivo no puede ser tomado como un buen dominante y por lo tanto, no es merecedor de la entrega de ningún sumiso. Un buen dominante cuida y respeta a su sumisa/o, por eso se esfuerza en hablar con ella y conocer sus límites para no sobrepasarlos.

Machismo/Feminismo. Nada de lo narrado en estas historias debería tener algo que ver con el machismo y el feminismo. Vamos a dejar claro que no sucede nada porque la fig. dominante se muestre protectora y algo celosa con su fig. sumisa, eso es a elección de la autora, ya que también es una práctica bastante habitual el compartir a la fig. sumisa con otros dominantes. Por este motivo no estaría de más que dejásemos claro en algún punto de la historia, que no se fomentan estas actitudes. Una forma de hacerlo sería que la fig. sumisa tuviese estudios y fuese una persona independiente económicamente, y que la fig. dominante contase con personas del sexo contrario para cumplir funciones de responsabilidad en su entorno.

Y por último, no olvidéis que se trata de relaciones que SIEMPRE son sanas, seguras y consensuadas. La libertad de cada uno de los miembros tiene que estar por encima de cualquier duda, eso excluye secuestros y violaciones. El narrar este tipo de situación queda a criterio de cada autora, pero es mi obligación dejar patente de que eso es directamente contradictorio al espíritu de un dominante. Un buen dominante disfruta con la entrega voluntaria, no con convertirse en un delincuente.

En fin, creo que eso es todo.
Espero haber sido de ayuda, y de nuevo recordad que lo que he escrito no son más que mis opiniones y mi forma de ver el asunto, no algo que sea inamovible e incuestionable, está en vosotras aceptar los consejos que mejor os convenga y rechazar los que no, para construir vuestra propia historia.

Un saludo,

Consejera: @Partisan11

BetasFanfiction
Admin

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Ver perfil de usuario http://betasfanfiction.foro.bz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.